DROPS, LOCALIZADOR DE BAJO CONSUMO

Un colgante con un año de autonomía y una red urbana de comunicadores permite el seguimiento de objetos, mascotas y niños

Un diminuto gadget que puede llevarse colgado y que sirve para tener localizados en todo momento a objetos, mascotas y niños. Y que cuando se alejan del radio de seguridad que establecemos, nos manda alarmas al móvil. En el mercado hay algunos productos en esta línea, pero el proyecto Drops, impulsado por Agbar, incorpora nuevas características al concepto. Entre estas novedades está el mínimo consumo de energía, su bajo coste, un gran radio de acción -- que puede cubrir una ciudad como Barcelona-- y el aprovechamiento de instalaciones urbanas ya existentes.

El sistema propone un gadget económico, con un bajísimo consumo de energía, que tiene un tamaño similar al de una moneda de dos euros, utiliza tecnología Bluetooth e integra una batería que le permite un año de autonomía. Esto es suficiente para un control de proximidad. Para el seguimiento a escala urbana, el sistema propone la instalación de una red de comunicadores cuyas antenas, para facilitar la instalación, se colocan en elementos de la red eléctrica urbana, como farolas y semáforos, y en puntos de la red del agua que ofrecen autonomía energética. Con algo más de dos mil de estas antenas, se puede cubrir una zona urbana como Barcelona. Y la comparación con un sistema de localización por GPS indica que Drops tiene ventajas significativas: entre ellas que su colgante es más barato y que consume poquísima energía, lo que explica el año de autonomía.

Un dispositivo de tracking como éste tiene aplicaciones particulares y usos que interesan a empresas y organizaciones públicas.

Los particulares pueden prevenir pérdidas por olvido y robos del bolsos, carteras, bicicletas, portátiles, móviles, etcétera. Y también pueden controlar mejor a la mascota que sacan a pasear o los movimientos de los niños cuando la familia está dando vueltas por una zona comercial o un parque, por ejemplo.



Cómo funciona

Drops permite ubicar los objetos de dos formas diferentes. En un entorno inmediato, funciona directamente con la conexión inalámbrica Bluetooth que se conecta con el móvil y que tiene un radio de acción que supera los 50 metros. Este sistema permite al usuario recibir avisos de alejamiento, pérdida, robo, etcétera, en un espacio cercano. Para localizaciones en un gran entorno, como la ciudad, el sistema de tracking queda amplificado y multiplicado por la citada red de comunicadores y sus antenas. A partir de este momento, la información es recogida y reenviada a través de tecnologías como GPRS y wifi a “la nube” de internet y desde allí pueden consultarla los usuarios, utilizando su móvil y una aplicación gratuita

EMPRESAS Y ADMINISTRACIONES

En el caso de las empresas y administraciones, es interesante, por ejemplo, para impedir robos de objetos en sedes e instalaciones de todo tipo, para controlar el funcionamiento de algunos servicios que cubren determinadas zonas --como repartos o lectura de contadores— o para una mejor monitorización del transporte de mercancías.

Drops ha surgido de las jornadas de Imagine Silicom Valley celebradas en 2015

Surgido de las jornadas de Imagine Silicon Valley 2015, Drops ha sido presentado en el Mobile World Congress 2016, dentro del encuentro internacional para la comunidad de start-ups tecnológicas 4YFN (4 Years From Now). Actualmente Agbar está ultimando los detalles para realizar una prueba piloto del proyecto a escala urbana.

<