LA DEPURADORA QUE PERMITE REGAR EL PARC AGRARI DEL LLOBREGAT

La de Gavà-Viladecans trata 64 millones de litros diarios

Vista parcial de la depuradora. (Aigües de Barcelona)

Con una capacidad de tratamiento de unos 64 millones de litros de agua diarios, la estación depuradora de aguas residuales de Gavà-Viladecans, gestionada por Aigües de Barcelona, es una gran planta de saneamiento de aguas residuales situada entre los municipios barceloneses del mismo nombre. Parte del caudal es tratado con diferentes sistemas de depuración que garantizan su utilización como agua de riego agrícola o como agua de uso municipal en tareas de limpieza. Las aguas de riego están obligadas a no sobrepasar ciertos grados de salinidad, concentración de iones y contaminación orgánica. Dichos parámetros son controlados en la planta de Gavà-Viladecans para actuar en consecuencia, según los valores que se obtengan. El agua tratada es bombeada a la cabecera del sistema hídrico de canales y acequias vinculados a la laguna de la Murtra en el Parque Agrario del Baix Llobregat (Barcelona). La importancia de la calidad de esta agua es crucial, no solo para los cultivos, sino para el estado ambiental del importante espacio verde y reserva natural que constituyen el mencionado parque agrario y las reservas naturales del delta del Llobregat.

Rana vulgar, única especie abundante en el delta del Llobregat (Sergi García)
Fartets, peces endémicos presentes en el delta (Sergi García)
Una de las anguilas que remontan los canales del Parc Agrari, capturada para un estudio en Viladecans (Sergi García)

IMPRESCINDIBLE SI ES DE CALIDAD

Una excesiva concentración de nutrientes en el agua puede provocar el fenómeno llamado eutrofización, que se pone de manifiesto con la proliferación de algas unicelulares o filamentosas, y un consiguiente empobrecimiento de la biodiversidad. El incremento de la calidad del agua de los canales de riego y lagunas litorales del delta es imprescindible para potenciar su biodiversidad. El agua de calidad que se bombea desde la estación depuradora, que fluye por los canales y que finalmente se vierte en las lagunas litorales puede beneficiar la flora e invertebrados acuáticos, como las elegantes y primitivas libélulas, mejorar el estado de la poblaciones de anfibios, muy maltrechas aquí, o ayudar a recuperar especies en peligro, como la rata de agua, un simpático roedor de vida acuática.

<