EL AGUA, UN LÍQUIDO QUE NUNCA MUERE

Agbar impulsa proyectos para perfeccionar las técnicas de depuración que permiten reutilizar totalmente el agua regenerada

Agbar, juntamente con otras entidades empresariales, centros de investigación y estamentos oficiales, ha impulsado proyectos cuyo objetivo es el perfeccionamiento de las técnicas de depuración del agua para su posterior reutilización que refuerzan la evidencia de que la reutilización del agua regenerada, prácticamente a cualquier nivel y para casi cualquier uso, es plenamente viable. Uno de esos proyectos es el Life Wire, cofinanciado por la Comisión Europea, que tiene como objetivo precisamente poner de manifiesto que el agua residual de origen municipal, o industrial, puede ser tratada y regenerada, por medio de técnicas de depuración avanzada, para un uso industrial en el sector químico y con ello reducir los consumos de agua procedente de la captaciones tradicionales. Se calcula que la industria europea consume anualmente alrededor de 34 millones de m3 de agua, el 18% del consumo total.

Lo novedoso del proyecto Life Wire es que las tecnologías de regeneración del agua se pueden configurar y combinar para dar calidades de agua que se adapten a diferentes requerimientos industriales. El tratamiento por ósmosis inversa produce un agua de alta calidad, mientras que la ultrafiltración garantiza una elevada eliminación de microorganismos, así como moléculas orgánicas de elevado peso molecular. El uso del agua regenerada puede llegar a ser del 100 %, un resultado realmente sorprendente y una buena noticia para nuestros exhaustos ríos.

El uso del agua regenerada puede llegar a ser del 100 %, un resultado sorprendente

“El proyecto aWARE, por su parte, pretende poner de manifiesto la utilidad, eficacia y eficiencia desde el punto de vista ambiental de tres tipos de tecnología de depuración, a saber, los biorreactores de membrana (MBR), carbón activado en polvo y granular y la nanofiltración (NF), para ponerlas al servicio de los necesarios planes de reutilización de aguas residuales, que impulsan las administraciones, en cuyos planeamientos se les da a las aguas regeneradas usos muy diversos, entre los que cabe mencionar el agrícola o el de barrera ante la intrusión salina en los acuíferos litorales, con la inyección de millones de litros en el subsuelo de agua regenerada.

Pequeños gestos que sumados contribuyen a grandes cambios, eso sugieren algunos de los productos desarrollados por Agbar. Uno de sus ingenios, el apt systems, proporciona el suministro eléctrico para el funcionamiento de los procesos de medición, control, tratamiento y utilización de instalaciones de distribución de agua gracias a una picoturbina que aprovecha la energía hidráulica de la propia instalación, con un coste de implementación mínimo.

CARGADOR DE BATERÍA DE MÓVILES

También aprovechando esta limpia fuente de energía, Agbar ha desarrollado el Smart City charging station, un cargador de batería de dispositivos móviles que puede ser instalado en la vía pública. El sistema ofrece a los ciudadanos, además de los terminales de carga, conexión wifi. Otro avance técnico es el sistema de secado térmico de fangos de depuradora mediante la utilización de la energía residual de diferentes procesos industriales. Los fangos se reducen hasta en un 70 % de su volumen y son aptos para valorización materia (como fertilizante) o energética (utilizándolos como combustible de automóviles o para generar energía).

CETaqua, Centro Tecnológico del Agua cuyo objetivo es la investigación y desarrollo de soluciones a problemas relacionados con el ciclo integral del agua, ha coordinado el proyecto Greenlysis, que propone la mejora de la aireación de los procesos de depuración de una planta de tratamiento de aguas residuales mediante la obtención de oxígeno por electrólisis del agua. Como consecuencia, se obtiene también hidrógeno, el cual se puede utilizar como combustible en sustitución de combustibles fósiles. El agua con la calidad necesaria para este proceso de producción se genera con técnicas de ultrafiltrado y destilación por membrana suministrándose la energía mediante técnicas renovables. En conjunto, procesos tecnológicos integrados para un objetivo que debería compartir todo el mundo: tener un entorno natural más salvaje, más bello.

<