SEMBRAR ESPERANZA

La Fundación Aquae trabaja para reducir las emisiones de CO2 y fomentar la reforestación

Los árboles y las plantas son nuestros aliados. Seremos libres si aprendemos de ellos". Esta cita del filósofo y poeta bengalí Rabindranath Tagore resume la esencia de Sembrando Oxígeno, un proyecto de la Fundación Aquae que busca aumentar el número de hectáreas de masa forestal y, de este modo, proteger los ecosistemas, mantener el ciclo del agua y favorecer la doble función que cumplen los árboles, y que es fundamental para la vida: absorber CO2 y generar oxígeno. Por este motivo, restaurar zonas forestales quemadas es ganar la batalla a la desertificación y el cambio climático.

Además de la vertiente medioambiental, el proyecto Sembrando Oxígeno tiene un carácter social: la reforestación la realizan personas arraigadas en el territorio y que se encuentran en riesgo de exclusión social.

MÁS DE 5.000 ÁRBOLES EN ALICANTE

La primera experiencia de Sembrando Oxígeno tuvo lugar en el término municipal de Pego y en los valles de Ebo, Atzúbia y Gallinera, en Alicante. La primavera de 2015, uno de los bosques de la zona sufrió un incendio que quemó 1.715 hectáreas, gran parte de propiedad municipal. En diciembre, en colaboración con Hidraqua, Sembrando Oxígeno puso en marcha un proyecto de reforestación de ocho hectáreas en el que participan personas con riesgo de exclusión social, y que será un futuro bosque con 5.000 nuevos árboles de especies autóctonas como la encina y la coscoja. Se calcula que durante los cuarenta años próximos, el nuevo bosque capturará 250 toneladas de CO2 que permitirán luchar contra el cambio climático.

Más encinas y robles cerca de Valladolid

Lo dijeron, y lo han cumplido. La Fundación Aquae afirmó que compensaría la huella de carbono del AquaeCampus –evento celebrado el pasado mes de noviembre en Valladolid y que tuvo como lema central "La revolución de las ideas"–, y dos semanas más tarde, aprovechando que el suelo ya estaba preparado para sembrar, plantó 500 árboles en el Mirador de Fuentes el Sol, un lugar cercano a una zona de senderismo y desde el que se puede contemplar una bonita vista de la ciudad de Valladolid.

De los árboles plantados en esta ocasión – encinas y robles–, 400 permitirán cubrir la huella de carbono que dejaron los 400 asistentes al campus, y el centenar restante compensará la huella de la celebración del evento. En conjunto, la reforestación realizada por la Fundación Aquae compensará más de 25 toneladas de CO2 en los próximos veinte años y ocupará una superficie de más de 1,4 hectáreas de terreno en este paisaje castellano

La obra de Delibes inspira la reforestación en Arcas Reales

Más de un millar de plantas –entre árboles, arbustos y matorrales– de veinte especies vegetales citadas en los textos de Miguel Delibes –como el almendro, la estepa o la retama, entre otros–, darán vida a un nuevo paseo de 1.200 metros donde se unen naturaleza, literatura e historia en la zona de Arcas Reales. Los trabajos de reforestación se realizarán siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento de Valladolid, Aguas de Valladolid y la Fundación Aquae. Gracias a la colaboración de personas en riesgo de exclusión social se recuperará 0,74 ha de masa forestal

<